Nuestra inspiración

El origen de LoveBeDo fue inspirado por la filosofía de los indios americanos y los círculos Pow-Wow. La cooperación, el ganar-ganar, el respeto, el bien común, la comunicación asertiva, la sabiduría de los mayores… son entre muchos los valores que se tenían en cuenta y que no está de más recordar y llevar a nuestros días. En todo el planeta las culturas ancestrales nos inspiran y hoy en día nos recuerdan la importancia de tener en cuenta cómo actuamos con nuestro entorno y con nosotros mismos.

A continuación, os compartimos un texto sobre los Pow-Wow, donde se habla de conceptos como reunión, cooperación, unidad, solidaridad, transmisión de información, igualdad… que para Love, be, do conforman el tronco de su filosofía.

“Cada año, cuando la abundancia del verano se traslada a través de la Madre Tierra y el Anciano Invierno es sólo un recuerdo, la mayoría de las Bandas y Tribus de cada Nación se reunían para lo que se conoce como Pow-Wow. Este momento de reunión era una “aceleración” para el Pueblo. De la misma forma que el crecimiento de un niño en el vientre alimenta el corazón de su madre con alegría, estos encuentros producían una aceleración de los talentos que alimentaban al Pueblo.

Los Pow-Wows volvían a reunir a viejos amigos y muchas noches se llenaban de las historias sobre lo que había ocurrido desde la última reunión. La puesta en común de los nuevos métodos de rastreo, pesca y caza protagonizaban los círculos de los hombres y las mujeres compartían nuevas técnicas sobre abalorios, cueros curtidos, alimentos y remedios. Los Círculos de la Medicina discutían nuevos usos para las plantas, las necesidades del Pueblo, Visiones, y Sueños de Medicina. Los Clanes de Guerreros contaban sus actos de valor y Cálculo de Golpes. Las Logias Negras compartían las enseñanzas de las mujeres y los sueños del Pueblo que necesitaban ser nutridos por las mujeres. Los niños compartían nuevos juegos e historias que habían aprendido de sus Abuelos. Todo el mundo se llenaba una vez más, renovados por el sentido de la unidad.

Los indios americanos y los círculos Pow-Wow, nuestra inspiración

Dado que muchas tribus seguían sin practicar el matrimonio entre el mismo Clan, era durante los Pow-Wow de mucho tiempo atrás que los jóvenes encontraban sus compañeros de vida. Los posibles compañeros podrían no ser de la edad adecuada en la propia banda, por tanto muchas parejas se prometían amor de por vida en las reuniones de verano.

La Realización de la Ceremonia de los Familiares por lo general se llevaba a cabo en el Pow-Wow y era llamada por algunos Ceremonia del Hermano de Sangre. Este homenaje o mezcolanza de la ceremonia de la sangre forma una unión duradera entre dos personas, haciendo responsable el uno del otro de por vida. Los Aliados de la Medicina de ambos participantes están llamados a estar presentes en la ceremonia. Los Poderes de las Siete Direcciones son honrados e implorados como testigos de la unión. A continuación, cada participante corta la mano del otro. Los dos pequeños cortes en la parte inferior externa de la palma de la mano, debajo del dedo meñique, representan las dos líneas familiares. A continuación, las manos se unen y se mantienen juntas mientras que los dos parientes bailan, cantan una canción, y rodean el fuego cuatro veces. En algunas tradiciones, ambos, una vez unidos, saltan el fuego juntos.

Dado que todas las mujeres ya son Hermanas a través de los ciclos de la Luna, la ceremonia se llama el Hermano de Sangre o Toma de los Familiares. Un hombre y una mujer pueden llegar a ser Hermano y Hermana o dos hombres pueden llegar a ser Hermanos, en cambio no es necesario que dos mujeres que se unan de esta manera, porque ya están unidas como potenciales Madres de la Fuerza Creadora. La unión de las Hermandades se fortalecía cada año durante el Pow-Wow con el intercambio de nuevas ideas y talentos que eran revisados en los Consejos de la Mujer.

Otras actividades de los Pow-Wow incluían juegos que ensalzaban las destrezas de los Guerreros jóvenes. Éstas podrían ser las carreras a caballo, en canoas, o a pie así como competiciones de caza que proporcionaban la comida para las fiestas en ocasiones especiales. Todo el mundo quería tener el honor de representar a su Tribu, banda o Clan, los juegos eran muy competitivos. Lo bonito de los Pow-Wow era que se consideraba un gran honor ser superado, encontrando la alegría en las capacidades del ganador, las que le hicieron vencer. Ser un aguafiestas era perder la dignidad entre los Miembros de la Tribu.

Intercambiar y comerciar eran una parte importante de cualquier reunión y hacer un comercio justo en el que ganaran ambas partes era considerado un arte. Muchas pieles, perlas, cuchillos, arcos, flechas, hierbas, mantas, caballos, ollas, y pieles de Búfalo cambiaban de manos durante el Pow-Wow. El modo de hacerlo era de suma importancia. Se consideraba de mala educación mirar directamente la casa o las posesiones de otra persona. Si se sabía cuánto te gustaba algo, el comercio era el camino. Si pedías demasiado por algo, entonces podías perder el respeto de los miembros de la familia. Cada persona tenía que sentir que él o ella estaba recibiendo un trato justo.

Las noches Pow-Wow estaban llenas de bailes que representaban los actos de valor que cada Clan Guerrero y Clan de Caza había logrado durante el año anterior. Algunas noches estaban llenas de Historias de Medicina de los Cabellos Trenzados, o los Narradores, que eran los maestros e historiadores de la Nación. Otras noches eran noches de fiesta, si la caza había sido buena. A veces una familia promovía una fiesta para celebrar una ocasión especial, como brindar un hijo a la Danza del Sol, una hija primogénita a la Luna, un Recuento de Golpes a un enemigo, un compromiso matrimonial o una Toma de Familiares. Cada razón para celebrar la vida era compartida con toda la Nación durante el Pow-Wow.

Durante esta reunión de verano, se hacían planes para la Danza del Sol y esos Guerreros que se habían comprometido el año anterior se reunían con sus patrocinadores para prepararse a través de la purificación y el ayuno. El propósito de la Danza del Sol de cada año se discutía en el Consejo de Ancianos y luego el Consejo de Jefes. Cada año, las necesidades más importantes de todo el Pueblo eran objeto de las oraciones alrededor de la Danza del Sol. Al final del verano, cuando el Pow-Wow llegaba a su fin, se representaba la Danza del Sol. Otras Ceremonias tenían lugar durante el Pow-Wow, pero lo más destacado era la Danza del Sol, ya que mostraba el Gran Misterio al que el Pueblo era fiel y estaba dispuesto a corresponder a la Madre Tierra por el sustento que habían recibido durante el año anterior.

Hoy los Pow-Wow y la Montaña de la Reunión del Hombre están surgiendo en toda la Nación para reunir al Pueblo de nuevo. Éstas son reuniones de energía, talentos, y personas de la misma mentalidad como en los tiempos antiguos. Intercambio de casas, narración de historias y la venta, el comercio o el trueque de alimentos y bienes son fundamentales para el Pow-Wow. La Madre Tierra canta su alegría cuando estos encuentros producen la unidad y no la separación. Cada peregrino que va a un Pow-Wow llega a casa con nuevas y diferentes ideas acerca de volver a conectar con la Madre Tierra. Esta nueva alianza con los demás es el estímulo que traen juntos los Hijos de la Tierra.

En los Pow-Wow también se reunían los mejores de todas las Tribus para marcar la fuerza de la Nación en tiempos pasados, eso hace que la idea del Pow-Wow nos enseñe cómo reunir lo mejor de nuestras energías y talentos en la actualidad. Unirnos para compartir nuestros nuevos descubrimientos e información fortalecerá nuestra capacidad de sanarnos y vivir en armonía con nuestro planeta. Muchos Clanes y las Sociedades de la Medicina están empezando a compartir información al embarcarnos en el amanecer del Quinto Mundo de Paz. No hay lugar para el secreto o los celos en este nuevo mundo que estamos creando juntos. Los Guerreros del Arcoiris representan todas las Tradiciones, los colores y caminos uniéndose en uno solo. La aceleración está sobre nosotros y vamos a ser capaces de utilizar este intercambio de energía y talentos para asegurar una Tribu Planetaria fuerte.

El soldado del Cuarto Mundo no tiene lugar entre los Guerreros del Quinto Mundo de Paz. Un soldado se sitúa en el borde exterior de su Espacio Sagrado y pelea con otros y sus diferentes ideas. Los Guerreros del Arcoiris permanecen de pie en el mismo borde exterior del Espacio Sagrado, mirando hacia dentro, confrontando los elementos dentro de sí mismos que les impiden honrar a todos los caminos por igual y como uno solo. La reunión de los Guerreros del Arcoiris señala el renacimiento de la Tribu de la Tierra. Los Tambores Parlantes están llamando a todos los Hijos de la Tierra a los Pow-Wow lo que marcará su compartir y el de sus corazones.”